Juzgado de Concepción cambia el nombre y sexo legal a dos estudiantes y sentencia que la identidad de género es un derecho constitucional

·         La magistrada  Aguirre Berlmar enfatizó que no son los órganos sexuales lo que lleva a identificarse con uno u otro género, sino la percepción que se tiene de sí mismo. Los estudiantes de 24 y 26 años fueron representados por la abogada de Movilh Biobio, Paola Laporte.

La jueza del Primer Juzgado Civil de Concepción,  María Geraldine Aguirre Belmar, autorizó el cambio de nombre y sexo legal de dos estudiantes trans, de 24 y 26 años, aclarando que la identidad de género en un derechos protegido por la Constitución y por los tratados de Derechos Humanos ratificados por Chile.

Tras la solicitud de rectificación de partida de nacimiento presentada por la abogada del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Biobio) Paola Laporte, la jueza Aguirre Belmar falló que “un Estado respetuoso de los derechos de las personas” protege “el derecho al reconocimiento de la identidad de género, al libre desarrollo de una persona y a ser tratada de acuerdo con su identidad de género, y en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad”.

Lo anterior, añadió la jueza,  porque “la Constitución Política de la República, los Tratados Internacionales y el propio artículo 31 de la Ley 4.808”, buscan como “un todo orgánico” “la dignidad y protección de la persona en todas sus dimensiones, no sólo físicas, sino también psicológicas”.

A juicio de la magistrada “la petición de cambio de nombre y de sexo en las partidas del Registro Civil” es “una realidad que escapa de lo jurídico, y que en este caso afecta” a las personas trans “en su diario vivir de manera que resultan impensadas, con un menoscabo moral y material que no puede sino ser remediado por las vías al alcance de este Tribunal.”

“No se puede sino aceptar la petición planteada, y a objeto de que pueda alcanzar el pleno desarrollo de su personalidad sin discriminación y con respeto a su vida privada y a su honra, de manera tal que se le pueda asegurar su normal desarrollo y protección en lo sucesivo”, dijo la jueza al aceptar las dos solicitudes.

Enfatizó que “no es la existencia de los órganos sexuales lo que hace a una persona sentirse e identificarse bajo un género u otro, sino el sentimiento de identidad sexual percibido durante su desarrollo vital”

Laporte, quien  ha conseguido el cambio de nombre y sexo legal  de varias personas trans, sostuvo que “a pesar de que nuestros Tribunales de Justicia han fallado de manera favorable a las diversas solicitudes que sobre esta materia  hemos  presentado, se hace inmensamente necesario que se apruebe la ley de identidad de género”.

“Ya que  permitiría, a quién no se sienta identificado con su sexo asignado al nacer, que pueda dirigirse directamente al Registro Civil  y  allí manifestar su voluntad de cambiar su nombre y sexo registral, evitando la tramitación judicial y reduciendo de manera significativa  los plazos en la ejecución de la diligencia” añadió Laporte.

 En total Paola ha presentado cinco solicitudes de este tipo en Tribunales de Concepción.

Deja un comentario