Justicia chilena rechaza nuevamente la solicitud de una mujer que buscaba despojar a su ex yerno de los restos de su fallecida pareja

  • El poder judicial ya había rechazado una acción judicial similar en 2016, que incluso fue refrendada por la Corte Suprema. Sin embargo, Elba González Alvarado, insistió otra vez en exhumar los restos de su fallecido hijo, quién descansa en una tumba que pertenece a su ex pareja, Vladimir Urrutia Arias.
  • “Es un fallo histórico, ya que la justicia reconoció a la pareja como una familia, sin existir un vínculo legal entre ambos” destacó el presidente regional del Movilh, Esteban Guzmán Rioseco.

Un nuevo triunfo judicial suma el corredor de propiedades, Vladimir Urrutia Arias, luego de que volvieran a demandarlo para despojarlo de los restos de su fallecida pareja, el médico Rodrigo Moreno González. Se trata de un fallo del segundo Juzgado de Letras en lo Civil de Los Ángeles, que rechazó la solicitud interpuesta por su ex suegra, Elba González Alvarado, informó hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) en la Región del Biobío.

Con anterioridad González demando a Urrutia para exhumar y cremar los restos su difunto hijo, acción que fue negada por la Corte de Apelaciones de Concepción y refrendada por la Corte Suprema. Marcando un precedente en la historia legal de las parejas del mismo sexo, ya que la justicia reconoció la relación de 12 años de la pareja pese a no existir un vínculo legal entre ambos, porque al momento de su muerte Chile no tenía en vigencia la Unión Civil.

Sin embargo, la madre del médico insistió en vulnerar el derecho de Urrutia de decidir y dar sepultura a su ex pareja, presentando una nueva demanda motivada en un profundo rechazo a la relación que mantenía su hijo con él, la cual perdió nuevamente.

En el reciente fallo la jueza, Susana Arroyo Ceballos, desprende que “al fallecimiento de Rodrigo Moreno, la ley impone la obligación de darle sepultura, la que recae en el cónyuge sobreviviente o pariente más próximo que estuviere en condiciones de sufragar los gastos, o la persona con quien el difunto haya mantenido un acuerdo de unión civil vigente al tiempo de su muerte; esto es, a quienes se encontraba vinculado por relaciones de familia,  matrimonio o unión civil; pero no excluye la posibilidad que se cumpla por una persona distinta de aquellas que se mencionan, voluntariamente. En los hechos esta obligación fue asumida por el demandado Vladimir Urrutia”

Añade que “que se ha demostrado por la ex pareja, que entre ellos adquirieron en común una casa por partes iguales, formando una sociedad, existiendo afectio societatis,  es decir, la voluntad e intención de formar una sociedad, lo que demuestra que conformaron a lo largo del tiempo una relación estable y permanente,  evidentemente no podían haber celebrado el Acuerdo de Unión Civil, porque a la fecha del fallecimiento del médico, pareja del demandado, no se había promulgado. Sin perjuicio de lo anterior con los hechos que se acreditaron en la causa, permiten concluir y demostrar que la pareja conformaba una familia”

Junto con valorar la sentencia el presidente regional del Movilh, Esteban Guzmán Rioseco, indicó que “es importante para el desarrollo de un país que un tribunal de primera instancia haya reconocido una relación de este tipo como familia, además demuestra lo necesario que era modificar la legislación chilena para resguardar legalmente las relaciones de las parejas del mismo sexo. Hasta antes de la aprobación de la Unión Civil, las familias diversas se veían en la obligación de crear sociedades comerciales para proteger sus bienes y buscar alguna forma de legalizar su vínculo afectivo”.

El dirigente añadió que “teniendo Vladimir antecedentes legales y administrativos previos que le jugaban en contra, la justicia lo ha reconocido como conviviente y como familia de Rodrigo, lo que marca un precedente que irá no sólo en su beneficio, sino de todas las parejas que se encuentran en similares condiciones”

Mientras que Urrutia, se declaró emocionado. “Cuando la Corte Suprema confirmó mi derecho a sepultar a mi pareja creí que esto había terminado. Nunca imaginé que mi ex suegra, iniciaría otra encrucijada legal para quitarme los restos de Rodrigo”, indicó

“Recibí advertencias de que seguirá intentándolo y no descansará hasta quitarme el cuerpo de Rodrigo. Sin embargo, estoy tranquilo, creo que se seguirá haciendo justicia porque distintos tribunales así lo han establecido” puntualizó Urrutia.

 

Deja un comentario