Movilh insiste en Cámara de Diputados: “Proyecto de Ley de Identidad de Género es deficiente”

El organismo volvió a denunciar que el Senado dio por válidos falsos estudios científicos que son rechazados por la Academia Americana de Pediatría, la más importante y prestigiosa de su tipo en el continente.

 

Por segunda semana consecutiva el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) intervino ayer en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados sobre el Proyecto de Ley de Identidad de Género, enfatizando en la necesidad de perfeccionarlo, pues “lo despachado por el Senado es insuficiente y se basó en falsos estudios científicos”.

Tras la audiencia donde también estuvo la ministra secretaria General de Gobierno. Paula Narváez, el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, precisó que el actual proyecto de ley “deja fuera los niños y niñas trans, sanciona a las personas casadas al negarles el derecho a cambiar su nombre y sexo legal y patologiza a las personas sólo por tener una identidad de género diversa, pues exige certificados médicos para la rectificación de la partida de nacimiento”.

“Gran parte de esta deficiencias no tienen relación con lo acordado entre el Ejecutivo y las organizaciones de la diversidad sexual y de género y, más crítico aún, no van en la línea del acuerdo internacional que el Estado selló con el Movilh con la mediación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH)”, precisó Jiménez.

El dirigente denunció nuevamente con especial fuerza “un hecho repudiable: el Senado justificó estas atrocidades del proyecto de ley basado en falsos estudios científicos de la American College of Pediatricians (ACPed). Y se dice falsos, porque esta agrupación se compone de médicos ultra-conservadores que se han opuesto públicamente a los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales. Más aún, es una agrupación conformada por médicos que se distanciaron de la Academia Americana de Pediatría, la institución más importante y prestigiosa de su tipo, integrada por más de 60 mil expertos, los cuales rechazan la patologización de la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad por contravenir a la salud”.

En la actualidad, el proyecto de ley de identidad de género sólo permite a personas solteras y mayores de 18 años cambiar su nombre y sexo social en el Registro Civil, con la limitante de exigir certificados médicos.

Deja un comentario